«En este Día Internacional del Migrante, comprometámonos a dar respuestas coherentes, amplias y basadas en los derechos humanos, guiándonos por la legislación y las normas internacionales y un empeño compartido en no dejar a nadie atrás.»

Mensaje del Secretario General, Ban Ki-moon en el Día Internacional del Migrante
18 de diciembre de 2015

Traductor / Translate

.

jueves, 19 de noviembre de 2015

Los autónomos extranjeros suman un 8’3% más en España

Durante 2015, el número de trabajadores autónomos extranjeros dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) aumentó en 20.120 personas, un incremento porcentual del 8,3%. El autoempleo se confirma así como una entrada efectiva al mundo laboral para cualquier nacionalidad.

“Los extranjeros en España han hecho suya el cambio de tendencia y mentalidad que en los últimos años estamos constatado en España. Crearse su propio empleo ya es más sencillo que buscar uno por cuenta ajena y va a seguir siéndolo en los próximos años", señala Guillermo Guerrero, coordinador del Área de autónomos inmigrantes de ATA. “Así el colectivo de extranjeros es uno de los más emprendedores en España y es responsable de gran parte del crecimiento de autónomos nacional. En los cuatro últimos años se han dado de alta 52.985 personas de nacionalidad no española en el RETA. Si tenemos en cuenta que el total de afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos en el mismo periodo ha sido de 93.893 personas hay que reconocer su importancia y destacar su impulso emprendedor. Entre los autónomos propiamente dichos (no societarios) los extranjeros representan también el 8,6% del total (167.852 autónomos persona física de origen extranjero de los 1.960.774 del total de autónomos persona física en España)”. “Sin embargo pese a la importante evolución del colectivo este año, aún queda mucho trabajo por realizar como la supresión de barreras administrativas y positivizar la imagen de un colectivo muy castigado por la crisis”, añade Guerrero.

El informe elaborado por ATA pone de manifiesto cómo el número de autónomos extranjeros creció a lo largo de los diez primeros meses de 2015 hasta situar la cifra total en 261.497 personas.

Si analizamos los datos por comunidades autónomas, se comprueba que el incremento registrado a nivel nacional se debe al buen comportamiento en todas las regiones españolas. Así, en lo que llevamos de año, la Islas Baleares han registrado un incremento del 24,6% en sus afiliados extranjeros al RETA (+3.497 autónomos extranjeros). Por encima de la media nacional, pero ya con un porcentaje bastante más moderado le siguen en crecimiento: Melilla (+14,3%, +813 autónomos extranjeros), Navarra (+14%, +408 personas), Aragón (+10,9%, +786 autónomos), País Vasco (+9,1%, +673 autónomos extranjeros), Cataluña (+9%, +4.812 personas) y La Rioja (+8,6%, +130 personas). Destacan en su incremento de afiliados al RETA de origen extranjero en valores absolutos las ya comentadas Cataluña e Islas Baleares y Andalucía (+ 7,9%, +2.557 autónomos extranjeros) y suponen sumando su incremento en afiliados al RETA el 54% del total del incremento de trabajadores por cuenta propia de fuera de nuestras fronteras (20.120 autónomos) en España.

El menor incremento porcentual en España lo registra la ciudad autónoma de Ceuta (+1,2%) y Asturias (+3,8%).

Por provincias, sólo Lugo (-0,4%, -3 autónomos extranjeros) pierde afiliación de trabajadores por cuenta propia de fuera de nuestras fronteras. Sin embargo el resto de provincias gallegas cierran estos diez meses en positivo, incluso Ourense por encima de la media con un incremento del 9,3%. El informe elaborado por ATA muestra refleja los mayores incrementos porcentuales en Segovia (+13,7%) y Tarragona (+12,5%). Le siguen en mayor incremento porcentual Zaragoza (+12%) Granada (+11,3%) y Bizkaia (+10,3%).


Las provincias con un menor registro de incremento de autónomos extranjeros son Salamanca (+1,2%), Pontevedra (+1,4%) y Palencia con (+1,9%).

El informe elaborado por ATA pone de manifiesto cómo el colectivo de autónomos extranjeros representa al 8,3% del total de autónomos inscritos en el RETA y este porcentaje va subiendo décima a décima a lo largo de los meses. Éste porcentaje varía mucho dependiendo de la comunidad autónoma. En los dos archipiélagos y en Melilla el porcentaje de autónomos extranjeros sobre el total de autónomos duplica el porcentaje nacional, el 20% del total de autónomos en Islas Baleares, el 16,7% en las Islas Canarias y el 19,6% en el caso de Melilla. Destacar también que representan el 11,5 de los autónomos en la Comunidad de Madrid. Por el contrario, las comunidades de Extremadura (2,3%) y Galicia (2,5%), junto con Asturias, con un 3%, son las regiones en las que menos peso tiene el colectivo de autónomos extranjeros a cierre de octubre de 2015. El 47,9% de los autónomos extranjeros son nacidos en un país de la Unión Europea y el 52,1% no comunitarios. 

Si analizamos la evolución del colectivo atendiendo a la nacionalidad, “aunque los emprendedores chinos continúan siendo la nacionalidad más numerosa, seguidos por los rumanos, aumentan los negocios regentados por italianos, marroquíes, paquistaníes y búlgaros. Sin olvidar que otras nacionalidades minoritarias crecen un 10% más de 7000 personas y son el 30% del total de autónomos extranjeros. Los datos así muestran que son muchas las nacionalidades, tanto comunitarias como no comunitarias, las que se animaron a lo largo de 2015 a poner en marcha su propio negocio”, señala Guillermo Guerrero, coordinador del área de autónomos inmigrantes de ATA.

Los mayores incrementos de autónomos extranjeros los registraron los emprendedores procedentes de Italia, con un aumento en lo que llevamos de año del +13,6% de autónomos, Marruecos (+10,3% de autónomos), Bulgaria, con un crecimiento del +9,7%, y Pakistán (+9,6%).

Por su parte, los autónomos chinos siguen aumentando, pero a un menor ritmo, con un crecimiento en 2015 del +5,2%, 2.345 autónomos chinos más, aunque siguen siendo la nacionalidad más numerosa, con 47.609 autónomos de procedencia china en octubre de 2015.

Finalmente, si analizamos la evolución del colectivo a lo largo de 2015 atendiendo al género debemos destacar que una de cada tres personas que se suman al RETA de nacionalidad extranjera es una mujer. Las autónomas extranjeras siguen así la tendencia de las españolas, son el 36,5% de los trabajadores por cuenta propia extranjeros en España y crecen a un ritmo del 7,7%. Los varones crecen al 8,4% (+13.266 autónomos) desde diciembre de 2014.

Según el sector de actividad, ningún sector a los que se dedican los autónomos extranjeros ha reducido sus cifras de afiliación. Bien al contrario, es de destacar el crecimiento en un 16,7% de los autónomos de fuera de nuestras fronteras que se dedica a la industria, actividades inmobiliarias (+14,5%) o del 11,2% que lo hace en el sector de las actividades artísticas y el entretenimiento.

Los extranjeros emprenden por igual en cualquier actividad y en casi cualquier territorio español. “Vertebran los barrios con sus negocios”, destaca Guerrero, que añade que “hay que eliminar muchas trabas que se encuentran a su paso y que no tienen sentido ante el impulso emprendedor demostrado”. “El nuevo autónomo de procedencia extranjera es un profesional cualificado, que se da de alta en actividades industriales, administrativas, servicios o educación y que aporta aire fresco a la cultura de negocio de las localidades donde desarrolla su actividad, sin miedo a exportar, a crecer y a invertir”, afirma Guillermo Guerrero.

Hasta octubre de 2015, de los 20.120 nuevos autónomos de origen extranjero, 5.238 (el 26%) se dedicaron a el comercio, y a la hostelería 3.948 autónomos (19,6% del total de nuevos autónomos). Aunque destaca el incremento en lo que llevamos de año de los extranjeros autónomos que se dedican a las actividades administrativas (+8,5%, +1.041).

Lo que rompe muchos esquemas y cambia muchas prejuicios que sólo sitúan al emprendedor extranjero en la venta ambulante o la agricultura. Desde ATA atendemos muchas solicitudes de informes de valoración de actividad y los datos nos hablan de un colectivo heterogéneo, formado y, en muchos casos, con grandes perspectivas de creación de empleo. Una oportunidad que España no debe dejar escapar”, concluye el coordinador del Área de Inmigrantes de ATA.




No hay comentarios:

Publicar un comentario