«En este Día Internacional del Migrante, comprometámonos a dar respuestas coherentes, amplias y basadas en los derechos humanos, guiándonos por la legislación y las normas internacionales y un empeño compartido en no dejar a nadie atrás.»

Mensaje del Secretario General, Ban Ki-moon en el Día Internacional del Migrante
18 de diciembre de 2015

Traductor / Translate

.

martes, 21 de abril de 2015

Los extranjeros protagonistas del 77% de las nuevas altas al RETA en 2015

Durante el primer trimestre de 2015, el número de trabajadores autónomos extranjeros dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) aumentó en 4.477 emprendedores, lo que supone el 77% del total de nuevas altas de autónomos: de los 5.823 nuevos autónomos con que se cerró el trimestre, tres de cada cuatro, el 77%, fueron altas de autónomos de fuera de nuestras fronteras.

“Es muy importante resaltar que a pesar de que los autónomos extranjeros representan el 7,9% del total de autónomos que hay en España, el hecho de que durante el primer trimestre de 2014 supusieran el 25,9% de las nuevas altas y que en 2015 sean más del 75% viene a confirmar lo que es algo más que una tendencia: los extranjeros toman el emprendimiento como la salida laboral más factible y la que más le posiciona dentro del conjunto de la sociedad española. A pesar de la situación económica, la especial falta de crédito que padecen y la aún fuerte morosidad, las trabas concretas con las que se enfrentan especialmente administrativas, etc, el emprendimiento es una fórmula eficaz para incorporarse al mercado laboral y poder salir adelante”, señala Guillermo Guerrero, responsable del área de autónomos inmigrantes de ATA.

El informe elaborado por ATA pone de manifiesto cómo el número de autónomos extranjeros creció a lo largo de los tres primeros meses de 2015 un +1,9%, es decir, 4.477 nuevos emprendedores extranjeros, hasta situar la cifra total en 245.854 personas.

Si analizamos los datos por comunidades autónomas, se comprueba que a pesar del importante crecimiento registrado a nivel nacional no todas han tenido el mismo comportamiento y en 3 de las 17 descendió el número de autónomos extranjeros durante el primer trimestre del año, además de la ciudad autónoma de Ceuta (-3,9%).

Así, Cantabria (-2,1%), Galicia (-0,7%) y Castilla y León (-0,4%) son las únicas comunidades autónomas que han perdido afiliados al RETA de origen extranjero en lo que llevamos de año.

La Rioja con un incremento del +5% lidera este crecimiento de autónomos extranjeros en
2105. Le siguen en crecimiento: +3,5% en Baleares (495 nuevos autónomos extranjeros) y con el mismo porcentaje en el caso de Murcia (+101 autónomos).

Con crecimientos por encima de la media nacional (+1,9%) se situaron también Cataluña (+2,4%), Comunidad Valenciana (+2,3%) y Canarias (+2%)..

Por debajo de la media nacional, pero con porcentajes aun destacables, se situaron Andalucía (+1,8%), País Vasco, Murcia y Castilla-la Mancha (+1,5%) en el primer trimestre del año.

Por provincias, el informe elaborado por ATA muestra cómo 12 de las 50 provincias españolas cerraron el año con menos autónomos extranjeros que con los que lo empezó. Los mayores descensos fueron los que se dieron en Ávila (-2,7%) y Segovia (-2,2%), arrastrando a toda la comunidad autónoma de Castilla y León a cifras negativas y Lugo (-2,3%) y Pontevedra (-2,1%) que lleva al igual a Galicia a cotas negativas.

37 provincias restantes, además de la ciudad autónoma de Melilla sí registraron crecimientos en cuanto al número de autónomos extranjeros, siendo Castellón (+3,7%), Almería (+3,5%) y Palencia (+3%) las que lideraron dicho aumento a lo largo de los tres primeros meses del año.

Si nos fijamos en la evolución del último mes, los autónomos extranjeros han crecido en España en un 1,7%, sumando 4.158 afiliados al RETA y con un crecimiento positivo den todas y cada una de las comunidades autónomas. Si lo comparamos con el total de la afiliación en el mes de marzo, los autónomos de origen extranjero suponen el 25% de todas las altas del último mes.


En el último año, se han dado de alta 19.637 autónomos extranjeros más, 8.000 más que en 2014 (11.354 autónomos extranjeros más de marzo de 2013 a marzo de 2014) y suponen un 27% de las nuevas altas de afiliados al RETA.

El informe elaborado por ATA pone de manifiesto cómo el colectivo de autónomos extranjeros representa al 7,9% del total de autónomos inscritos en el RETA (en 2014 representaba el 7,4%). Porcentaje éste que varía mucho dependiendo de la comunidad autónoma. En los dos archipiélagos y en Melilla el porcentaje de autónomos extranjeros sobre el total de autónomos duplica el porcentaje nacional, el 18% del total de autónomos en Islas Baleares, el 16,2% en las Islas Canarias y el 18,3% en el caso de Melilla. Por el contrario, las comunidades de Extremadura (2,3%) y Galicia (2,4%), junto con Castilla y León, con un 2,9%, son las regiones en las que menos peso tiene el colectivo de autónomos extranjeros a cierre de marzo de 2015. 

Si analizamos la evolución del colectivo atendiendo a la nacionalidad, “cabe destacar que se ha producido un cambio de tendencia entre el colectivo y si en años anteriores hablábamos que eran los ciudadanos chinos y los rumanos los responsables del crecimiento de autónomos, los datos ahora muestran que son muchas las nacionalidades, tanto comunitarias como no comunitarias, las que se animaron a lo largo de 2015 a poner en marcha su propio negocio, siendo en este caso los emprendedores de países tan dispares como Marruecos, Francia e Italia los que lideran el aumento de trabajadores por cuenta propia en los tres primeros meses del año”, señala Guillermo Guerrero, responsable del área de autónomos inmigrantes de ATA.

Así, como acaba de señalar el responsable del área de inmigración de ATA, los mayores incrementos de autónomos extranjeros los registraron los emprendedores procedentes de Marruecos, con un aumento en el trimestre del +3,6% de emprendedores, consolidando una tendencia que marcó 2014 (563 autónomos marroquíes más que en diciembre de 2014), Rumanía (+3,1% de autónomos) e Italia y Francia, con un crecimiento del +2,5%, lo que se traduce en 423 autónomos italianos y 236 franceses más que al finalizar el año.

Por su parte, los autónomos chinos siguen aumentando, pero a un menor ritmo, con un crecimiento en el primer trimestre de 2015 del +0,7%, 333 autónomos chinos más, aunque siguen siendo la nacionalidad más numerosa, con 45.497 autónomos de procedencia china en marzo de 2015, seguidos muy de lejos de los autónomos rumanos (27.452 autónomos) y británicos (19.335 autónomos). De las principales nacionalidades con volumen de autónomos procedentes de esos países, ninguna pierde trabajadores por cuenta propia.

Finalmente, si analizamos la evolución del colectivo a lo largo del primer trimestre del año atendiendo al sector de actividad ninguno ha visto caer sus cifras de autónomos y es que los extranjeros emprenden por igual en cualquier actividad y en casi cualquier territorio español.

En el primer trimestre del año, de los 4.477 nuevos autónomos de origen extranjero, 2.726 (el 60%) se dedicaron a el comercio (919 autónomos), construcción (650 autónomos), hostelería (633 autónomos) e industria (528 autónomos). Frente al descenso en el total del RETA de 1.512 autónomos del sector del comercio en el primer trimestre de 2015, los autónomos extranjeros aumentan, como ya hemos reseñado, en este sector en 919, un +1,2%. O el de la hostelería, donde en el total del RETA se pierden en el mismo período 241 autónomos.

Lo que rompe muchos esquemas y cambia muchas prejuicios que sólo sitúan al emprendedor extranjero en la venta ambulante o la agricultura. Es de destacar, por ejemplo el crecimiento de un 3,8% en los autónomos que se dedican a actividades inmobiliarias o el 3,4% de autónomos extranjeros más que en el último trimestre se han dado de alta en el sector de la educación. El emprendedor extranjero es por perfil, una persona capacitada y titulada que busca en otro país que no es el suyo desarrollar una profesión que ha aprendido en su tierra natal o que incluso ha estudiado en España”, ha subrayado el coordinador del Área de Inmigrantes de ATA. “No debemos olvidar que el 25% de los autónomos extranjeros tienen un título universitario”.

Pese a realizar un balance positivo del primer trimestre del año, sigue existiendo una asignatura pendiente por parte de la administración central: la flexibilización de los requisitos de acceso a la autorización de residencia y trabajo por cuenta propia, que demoran en el tiempo los trámites y tiene como efecto no deseado el posible inicio de la actividad sin llegar a producirse el alta del emprendedor en la Seguridad Social, situación que no beneficia a nadie y en la cual el emprendedor extranjero no desea encontrarse”, concluye el responsable del área de inmigración de ATA, Guillermo Guerrero. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario