«En este Día Internacional del Migrante, comprometámonos a dar respuestas coherentes, amplias y basadas en los derechos humanos, guiándonos por la legislación y las normas internacionales y un empeño compartido en no dejar a nadie atrás.»

Mensaje del Secretario General, Ban Ki-moon en el Día Internacional del Migrante
18 de diciembre de 2015

Traductor / Translate

.

martes, 30 de octubre de 2012

Ley o Plan de Emprendedores: Apostar por los emprendedores

Un país sin emprendedores es un país sin futuro. España, no se puede permitir, y menos en su situación actual, que sólo 3 de cada 100 jóvenes españoles emprendan y que la sociedad y nuestro modelo educativo sigan anclados en la aversión al riesgo, la preferencia por el empleo asalariado y la demonización del empresario. 

Tras la desaparición de cerca de 200 mil empresas y 350 mil autónomos, si no se toman medidas contundentes para favorecer el emprendimiento en nuestro país, no habrá regeneración de nuestro tejido empresarial, no evolucionaremos hacia un sistema productivo más competitivo y sobre todo, sin empleadores y autoempleados no habrá generación de empleo.

En este sentido, la Ley o Plan de Emprendedores anunciados por el Gobierno, no es ya una prioridad es una necesidad. Tienen que afrontarse de forma sistémica todos aquellos obstáculos que hoy impiden que surjan, y se mantengan en el tiempo, emprendedores y autónomos. Y ello, abordando desde los más coyunturales, como la falta de acceso a la financiación, a los más estructurales como por ejemplo, la inexistencia del espíritu emprendedor en nuestro sistema educativo, la estigmatización del fracaso y la imposibilidad de una segunda oportunidad para emprender, la maraña de trabas de administrativas y procedimientos para montar un negocio, la falta incentivos dirigidos a fomentar el autoempleo como alternativa al desempleo y la elevada y desfasada fiscalidad para emprendedores y autónomos. 

Para ello, hay que establecer mínimos inembargables en la responsabilidad patrimonial del autónomo, como la vivienda habitual y el SMI para superar el miedo a emprender y facilitar una segunda oportunidad a los emprendedores ¡. Hay que generalizar la licencia express y simplificar aquellas normativas que se convierten en trabas administrativas de elevado coste para autónomos y emprendedores, como la Ley de protección de datos o de prevención de riesgos laborales. Debe de ampliarse la capitalización de la prestación por desempleo para todos aquellos desempleados que se decidan a emprender. Y con el fin de que una vez realizada la inversión inicial los nuevos emprendedores se consoliden y mantengan, deben bonificarse al 100% las cuotas de la Seguridad Social y aplicar una exención del IRPF durante los 24 primeros meses de actividad. 

Deben buscarse vías alternativas de financiación y liquidez, como los “Business angels” o líneas ICO de microfinanciación para circulante de pequeñas cuantías y fáciles de obtener. Y sobre todo, debe adaptarse la fiscalidad a la realidad actual de los autónomos. Que sólo se pague el IVA de las facturas cobradas y que las retenciones e impuestos sean proporcionales a los ingresos de los autónomos. 

Lo ideal hubiera sido que la sociedad española y su cultura hubieran estado impregnadas, como los estadounidenses, en el espíritu de la isla de Ellis: la puerta para emprender, que el esfuerzo y los méritos conseguidos por uno mismo hubieran sido valores inculcados en la familia y a lo la largo de todo el sistema educativo, que el fracaso fuese considerado como parte del aprendizaje en el desarrollo de una persona y el empresario como una figura a imitar. Pero no ha sido, ni es así y tiene que cambiar. 

Ahora toca asumir ese cambio de mentalidad entre todos. Debemos avanzar hacia un nuevo compromiso entre la empresa y la sociedad, pero sobretodo de la sociedad hacia la empresa. Los legisladores deben quitar las piedras en el camino de los emprendedores y ponérselo fácil. Ha llegado el momento de que todos y desde todos los frentes, apostemos definitivamente por los emprendedores y los autónomos. Hay que emprender la recuperación de la economía española y sólo puede hacerse emprendiendo.

Celia Ferrero
Vicepresidenta ATA

No hay comentarios:

Publicar un comentario