«En este Día Internacional del Migrante, comprometámonos a dar respuestas coherentes, amplias y basadas en los derechos humanos, guiándonos por la legislación y las normas internacionales y un empeño compartido en no dejar a nadie atrás.»

Mensaje del Secretario General, Ban Ki-moon en el Día Internacional del Migrante
18 de diciembre de 2015

Traductor / Translate

.

martes, 12 de julio de 2011

Cerrado por vacaciones

Con el cartel de "cerrado por vacaciones" muchos autónomos dan por concluida la temporada y comienzan unas merecidas vacaciones, ¿todos? ni mucho menos. En función del tipo de negocio que se tenga, su localización geográfica (zona turística o no) y algunos factores más, podemos decir que un autónomo se va a ir a "descansar" unos días, para nada el concepto de vacaciones significa para un autónom@ lo mismo que para un asalariad@.

Para el empleado, tener vacaciones es algo normal, puede planificar un viaje, recibe la paga extra, disfruta de los amigos, desconecta del trabajo, de aguantar al jefe y un largo etcetera. Sin embargo el autónomo, tal y como esta el panorama económico, decide si cierra su negocio o no a la espera de que "surja" otro trabajo que alivie su balance económico o continue el goteo de clientes.

La teoría dice que todas las personas tienen derecho a vacaciones, la práctica es muy diferente. Si un autónom@ baja el cierre de su negocio, es consciente de que los ingresos se quedan al otro lado de la puerta. Además, los que marchan unos días a descansar se llevan consigo el trabajo de seguir mejorando su negocio, de innovar, de ofrecer a los clientes nuevos productos o servicios, en definitiva, pese a estar de "vacaciones" nunca desconecta de su negocio.

Uno de los problemas que en numerosas ocasiones provoca que no se vayan de vacaciones los autónom@s es la dificultad de confiar en alguien las riendas del negocio. Ha de ser una persona  de mucha confianza y una relación muy estrecha, más allá de la relación empleado-jefe.

Finalmente, mientras los asalariados hablan de vacaciones los autónomos hablan de "escapada", siempre unos días,  raro más de una semana, imposible un mes seguido. En España son julio y agosto los meses habituales de descanso, sin embargo no son pocos los que tienen que buscar otras fechas para poder disfrutar de una escapada junto a la familia y los amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario